La analítica web es una actitud

Esta idea surgió por primera vez en mi cabeza cuando escuchaba las preguntas y respuestas de quienes participabamos en el coloquio de eMetrics en Madrid, donde hablamos mucho de qué es y que no es la analítica web.

En su momento no respondí con estas palabras, así que ahora que han pasado unos días y la idea ha adquirido forma, la comparto con vosotros a la espera de vuestra opinión al respecto:

Para entender mejor qué quiero decir con actitud, tengamos en cuenta dos cosas:

Quien usa la analítica web en la organización.

El practitioner, es decir el analista es tan sólo uno de los personajes que interviene en esta historia. Como muy bien debatimos durante la intervención de Sergio Maldonado, y después nos expuso muy gráficamente René Dechamps, además del practitioner están los proveedores de herramientas y el protagonista, según mi opinión: el directivo! Es decir el decisor!

Para qué se usa la analítica web .

Descartando que el vendedor de la herramienta la usa para ganar dinero, y el analista para hacer bien su trabajo, el decisor utiliza la analítica web para relacionar sus decisiones con la información a su alcance. Y este es muchas veces el problema: esa relación es de doble dirección:

Los decisores se dividen en dos grandes grupos: los que toman decisiones en función de la información disponible y los que buscan información disponibe para tomar sus decisiones.

Por eso hay directivos que deciden suspender su inversión en publicidad cuando el dato les dice que los compradores vienen de Google, y cuando comprueban que en realidad primero ven la publicidad y luego nos buscan en Google, se enfurecen con la herramienta, y probablemente también con el analista. ¿ Por qué ? porque en función de la información que les dimos han tomado una decisión equivocada. !Blasfemia!

Como bien saben todos los analistas:

Un directivo te perdonará, casi siempre: por que no dispongas de un dato, siempre: por que dispongas de muchos más datos y nunca: por darle un dato que le dejó en evidencia.

¿Dónde está el problema? en la actitud!

El primer tipo de directivos son eso: directivos, a la vieja usanza. Entienden que ellos toman las decisiones y que es su responsabilidad, así que se preocupan más de las consecuencias que tiene cada decisión para su prestigio personal y profesional que por el impacto en el negocio. Bueno, al menos tanto, como por el impacto en el negocio.

Son como este grupo de políticos que aparecen en esta escena de AirForce One. Os recuerdo el contexto: el avión del presidente ha sido secuestrado y solicitan la liberación de un peligroso terrorista soviético o matarán al presidente y todos sus acompañantes, incluidas su mujer y su hija ( que fijate por donde viajaban en ese vuelo ) La vicepresidenta y otros miembros del gobierno se reunen en comité de crisis y tienen que tomar una decisión.


¿Qué es lo que más les preocupa a estos señores, (y señora)? ¿Las vidas de los viajeros del avión? ¿las implicaciones políticas de sus decisiones? o ¿quien se va a gargar con el marrón a sus espaldas? “Seamos pragmáticos” dicen y como se descuide le encasquetan el problema al presidente ruso. Buscan certezas, pero no las hay.

Ahora nos vamos a otro escenario: El despacho del doctor House, donde Chase, Cameron y el propio House tienen una de sus habituales tormentas de ideas para analizar que está matando a Foreman ( si, esta vez el enfermo es uno de ellos ) Foreman tiene una enfermedad desconocida y aunque hay otros pacientes en el hospital con la misma enfermedad, Foreman no reacciona igual ante el mismo tratamiento. ( Huy! , como me suena esto )  La situación es igualmente tensa y las consecuencias igual de graves ( al menos en lo afectivo )

Dejando la actitud final de House por imposible y al margen de este ejemplo, ¿ qué es lo que más les preocupa ? ¿ qué es lo que capítulo tras capítulo nos tiene enganchados a nuestro sofá y nos lleva a tragarnos infumables diálogos médicos que no tolerariamos a nuestro doctor de cabecera hablando de un resfriado? Buscan anomalias, por que “nos dicen que pasan cosas” y claro: Foreman es negro!

Practicar la analítica web se parece más a la actitud de un médico ( como House ) que a la de un político. Al fin y al cabo un médico es un cietífico y su manera de pensar se basa en análizar sintomas y intervenir sobre el paciente y observar el resultado.

Aquí está la clave, creo yo: no se hace mejor análisis porque se guarde en la memoria la enclopedia entera de la American Medical Asociation, sino porque

1.Se buscan sintomas que nos ayuden a comprender qué está pasando
2. Se aplican medidas que no sabemos si van a tener el efecto deseado, así que mejor seguir observando los sintomas antes de dar por sentado que el enfermo ya está curado

Como dice Jan Carlzon:

No puedes mejorar una cosa un 1.000% pero si puedes cambiar 1.000 pequeñas cosas un 1%”


Con qué actitud te quedas tu?

Recibe todas las novedades en tu email

Recibe en tu buzón de correo cada nuevo artículo el mismo día de su publicación y aprende a combinar datos y estrategia

Trackbacks

  1. [...] El blog de Javier Godoy La analítica web es una cuestión de actitud [...]

  2. [...] otra vez a esta pregunta, pero desde otro punto de vista de la mano de Javier Godoy. Otro de los maestros del tema que, como hizo también Pere Rovira en su día, anda tan sobrado de [...]

  3. [...] ara a respondre, però des d’un altre punt de vista de la mà d’en Javier Godoy. Ell és un altre d’aquests mestres del tema qui, al igual que Pere Rovira, va tant sobrat de [...]

Opina

*